Las reformas más espectaculares de centros comerciales.

El 76% de los 563 centros comerciales existentes en España tiene más de diez años, y el 56% más de 15, según un estudio de la consultora inmobiliaria Cushman & Wakefield. Ideados bajo otro modelo de consumo y ocio, sus propietarios comienzan a reformarlos para seducir a los clientes con propuestas más actuales. “Las reformas tienes que ir haciéndolas en prácticamente todos los centros, porque lo que buscaba el cliente hace diez años no es lo de ahora”, señala Cristina Pérez, directora de Retail Leasing en Cushman & Wakefield (C&W).

“No es que el negocio de centros comerciales se muera, como ha ocurrido en Estados Unidos, donde la superficie comercial per cápita era elevadísima, sino que en España llevábamos décadas sin reinventar el retail, sin hacer grandes reformas y ahora se está invirtiendo en obras y en reposicionamiento, como ha ocurrido también con las oficinas”, explica Humphrey White, director general de Knight Frank en España.

La mayoría de estos proyectos incluyen un nuevo diseño arquitectónico, bajo las tendencias estéticas actuales, pero sobre todo una reconfiguración de la oferta comercial, eliminando el espacio dedicado a la alimentación, en favor de moda y ocio, señalan los expertos. “Las reformas se idean según cada centro y la competencia que tenga a su alrededor, pero hay una tendencia muy habitual que es reducir el hipermercado, que puede llegar a ocupar entre 12.000 a 15.000 y en casos hasta 20.000 metros cuadrados, a un espacio de alimentación de entre 6.000 a 8.000 metros”, subraya la responsable de C&W. “En el caso de los centros españoles, la locomotora hasta ahora era un hipermercado, frente a los inmuebles de Reino Unido, donde eran grandes almacenes, que son tiendas que ocupan varias plantas y es más difícil la reconfiguración”, apunta White.

Ejemplo de esta tendencia es la reforma de Parque Corredor, propiedad de la inmobiliaria Redevco. “Se trata de un centro de más de 20 años, con 10,5 millones de visitas, pero que necesitaba un empujón comercial. Lo que hemos hecho es reducir el espacio de hipermercado, reformando las zonas comunes y las tiendas y negociando la vuelta de grandes operadores como Inditex”, comenta Pérez. La inversión en este proyecto es de 45 millones. “Los presupuestos son muy diversos, de los cinco a los 50 millones de euros”, agrega.

En el centro El Arcángel, en Córdoba, el hipermercado será una nueva tienda de Primark. “Otro caso es el proyecto de Puerta Europa, en Algeciras. Cuando abrió, no tenía zona de ocio y ahora incluirá un cine y se reformará toda la zona de restauración de alrededor”.

Entre las grandes compañías que han abordado un ambicioso plan de renovación se encuentra Merlin Properties. La mayor Socimi de la Bolsa tiene en marcha el proyecto Flagship, con un presupuesto de más de 200 millones de euros. “Con estas reformas, la compañía busca renovar y adaptar sus centros a las necesidades actuales y a las tendencias de consumo, y hacer que todos sean de primera generación”, señalan desde la compañía.

Dentro de este programa de reformas, hay cuatro proyectos que se prevé que finalicen este año: X-Madrid, Arturo Soria Plaza y Tres Aguas en la Comunidad de Madrid, y Larios en Málaga. “En proyecto de Tres Aguas incluye un rediseño de toda la fachada, eliminando las escaleras y dando más visibilidad a la oferta del centro”, explica Irene Giménez, directora de Comercialización Retail de Knight Frank.

Los expertos señalan las bondades de llevar a cabo esta reforma, con resultados prácticamente inmediatos. “Se nota en todo el cambio: al principio, aumentando las visitas de usuarios que vienen a ver qué ha cambiado. Después, al incluir ocio, el tiempo de estancia en el centro es mayor y finalmente las ventas también van aumentando”, aseguran desde C&W. “En Moraleja Green, que reformamos el año pasado, las afluencias han aumentado por encima del doble dígito”, señala la responsable de Knight Frank.

Leave a Comment